Profesional |
 Arquitectura
20 de noviembre 2007
Arquitectura: Se ha dañado el ego de Calatrava
Visto para sentencia. Las partes enfrentadas en el juicio por la pasarela de Calatrava aprovecharon la exposición de sus conclusiones para arrimar, cada una a su manera, el ascua a su sardina. Con un lenguaje mucho más llano que el de sesiones precedentes, los equipos jurídicos sentaron las bases de un pleito inédito que tiene en un lado de la balanza el valor artístico de un puente y, en el otro, su utilidad pública. Determinar qué pesa más en este litigio sobre el que no existe una jurisprudencia clara ya es tarea del juez de lo Mercantil Edmundo Rodríguez-Achútegui, tras escuchar los alegatos. (Vie Nov 02 2007)

Visto para sentencia. Las partes enfrentadas en el juicio por la pasarela de Calatrava aprovecharon la exposición de sus conclusiones para arrimar, cada una a su manera, el ascua a su sardina. Con un lenguaje mucho más llano que el de sesiones precedentes, los equipos jurídicos sentaron las bases de un pleito inédito que tiene en un lado de la balanza el valor artístico de un puente y, en el otro, su utilidad pública. Determinar qué pesa más en este litigio sobre el que no existe una jurisprudencia clara ya es tarea del juez de lo Mercantil Edmundo Rodríguez-Achútegui, tras escuchar los alegatos. (Vie Nov 02 2007)
La abogada de Santiago Calatrava, como demandante, insistió en su tesis. Que el puente 'Zubi-zuri' ha sufrido un 'daño innegable' por su unión a la pasarela de las torres de Isozaki, a su juicio, 'un añadido que vulnera' la creación original y los derechos legítimos de Calatrava como autor. La letrada Antonia Magdaleno fue concisa. La obra de su defendido, que tiene 'un estilo propio', 'está rota' por culpa de 'un apéndice' colocado 'sin su permiso' y 'en las antípodas' de la creación original. 'Si todavía le hubieran consultado...', se lamentó Magdaleno, que abrió el turno de intervenciones. Casi como preparándose para el contraataque, censuró a la parte demandada por intentar dar una imagen 'arrogante' de Calatrava.

Y no anduvo desencaminada, pues los representantes legales del Ayuntamiento de Bilbao y de los promotores del complejo Isozaki, unidos frente al artista valenciano, fueron al grano cuando aparcaron los argumentos más jurídicos para 'bajar' a la calle. El jefe de la asesoría municipal, Gonzalo Ruiz, atribuyó la demanda presentada por Calatrava a 'una pataleta' por no haber sido él el encargado de resolver la conexión entre Uribitarte y el Ensanche. Incluso, ironizó con la posibilidad cierta de que lo hubiera hecho, pero 'con suelo de cristal para que la gente se siga cayendo', en alusión a los patinazos en el piso de 'Zubi-zuri'.

En la misma línea, el letrado de Vizcaína de Edificaciones, Jon Lavín, acusó a Calatrava de haberse movido 'por despecho' contra los artífices de Isozaki Atea. Recordó que el arquitecto valenciano había presentado la demanda en coincidencia con la inauguración de la urbanización que lleva la firma del artista japonés y remató su discurso con un 'toque' personal: 'Calatrava no ha sentido que se lesionaba su obra, sino su ego'.

En cualquier caso, lo cierto es que los letrados de la parte demandada no han querido escuchar el testimonio directo del arquitecto, cosa que tenían al alcance de la mano, ya que descartaron desde el inicio del proceso judicial llamarle a declarar, en contra del criterio del propio magistrado. Así se lo reprochó la abogada de Calatrava, quien situó el litigio en otro terreno. En 'el respeto' a una obra 'protegida' por la Ley de Propiedad Intelectual que, en su opinión, ha resultado 'dañada' con el viaducto de Isozaki: 'La pasarela 'Zubi-zuri' puede ser ahora más bonita, más fea, da igual. El añadido ataca los intereses legítimos de su autor'.

Propiedad Intelectual Un supuesto ataque de ningún modo reconocido por los demandados. Por un lado, porque la Ley de Propiedad Intelectual 'es restrictiva'. 'No se puede aplicar de forma tan simplista el derecho artístico de un cuadro y el de un puente', explicó el abogado del Ayuntamiento. Por otro, Ruiz reiteró los argumentos de su bancada. Que la utilidad pública, la 'funcionalidad' de la pasarela, 'debe prevalecer' sobre un valor artístico que puso en duda. 'Sin negarle mérito', dijo que Calatrava 'no puede estar por encima del bien y del mal', y le aconsejó: 'Si quiere ser artista, que haga pintura o escultura'. Más que su obra, la parte demandada convirtió ayer en protagonista a Santiago Calatrava en su intento por desgastarle.

Su abogada, Antonia Magdaleno, recordó la petición: demolición del puente de Isozaki y, en su defecto, tres millones de indemnización, lo que costó 'Zubi-zuri'' en 1997. La solicitud, no por desconocida, parece que inquietó al abogado de Lariam 95, la otra promotora -responsable del 11 por ciento de Isozaki Atea-. José Luis Muñoz de la Peña lo tradujo con un gráfico 'nos deja con el culo al aire'. Como sus colegas, juzgó 'desproporcionada' la compensación y emplazó al juez a desestimarla. Pero, si así no fuera, plantearon que 'ese supuesto daño' a la pasarela ya habría prescrito, pues lo remontaron a cuando funcionaba el mecano tubo de marras

Acople a la estructura 


Deterioro del Puente     

DATOS INSTITUCIONALES


Colegio de Arquitecto de Tierra del Fuego

Dirección: Yaganes 271
(9410) Ushuaia - Tierra del Fuego - Argentina.



Teléfono: +54.2901-435332


Fax: +54.2901-435332



E-mail: catdf@speedy.com.ar
Productora Visual, Diseo, desarrollo Web y Multimedia en la Patagonia.